martes, 26 de agosto de 2014

En blanco

Entre las ramas fuerte y contundente se asoma el sol.
los pájaros con su melodía levantan el día,
la brisa de aire acompaña a las flores bailar.
Un pequeño riachuelo te sigue por el camino y va avanzando sin cesar.

Y en ese momento pienso,
me gustaría ser agua para fluir por cualquier lugar,
o ser pájaro para poder volar,
o ser aire, decidido a actuar.





[Intento de una poesía que escribí sentada al lado de un riachuelo que encontré. Llevaba días en los borradores y decidí que era injusto que estuviera por mucho tiempo más, aunque crea no poderla acabar.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario